jueves 26 de enero, 2023
icon 31° Buenos Aires
Mejor Que Hablen

Juicio por Fernando Baez Sosa: Sexta jornada de audiencias

Arrancó la segunda semana del Juicio por la muerte de Fernando Baez Sosa, en la que declararon profesionales de la salud que estuvieron en la escena del crimen.

Por  Redacción

En el inicio de la segunda semana de audiencias en el juicio por el crimen de Fernando Báez Sosa, el joven asesinado en la puerta del boliche Le Brique en Villa Gesell en 2020, los ocho acusados se presentaron en la sala sin barbijos en sus rostros, por primera vez. Además, declararon los médicos forenses, aportando detalles y resultados de cada golpe de puño que recibió Sosa por parte de los acusados.

#MejorQueHablen | A tres años del crimen de Fernando Báez Sosa, las primeras imágenes de los rugbiers sin barbijo. La información sobre el juicio con Pampa Monaco acá:

Embed

Luego de la intensa primera semana del juicio por el crimen a Fernando Báez Sosa, comenzó a desandarse un nuevo camino que será clave en la determinación de cómo murió el joven de 18 años. Se citaron a declarar 10 nuevos testigos: cuatro médicos, dos policías y funcionarios municipales y judiciales de la Municipalidad de Villa Gesell, entre otros.

image.png

Los detenidos, Máximo Thomsen, Enzo Comelli, Matías Benicelli, Blas Cinalli, Ayrton Viollaz, Luciano Pertossi, Ciro Pertossi y Lucas Pertossi, ingresaron a la sala pasada las 10:30 y tras sentarse, rodeados por la custodia de rigor del SPB, se quitaron los barbijos y tal como lo habían hecho la semana pasada, Thomsen fue el primero en hacerlo.

Si bien el barbijo no es obligatorio dentro de la sala de audiencias, fue requerido por el Tribunal N°1 presidido por la jueza Claudia Castro en la primera audiencia. En cambio, si es parte del protocolo de traslado del SPB.

La semana pasada, los imputados habían llegado en otras ocasiones sin el cubrebocas, pero esta es la primera vez que las cámaras lo pudieron captar ya que en las audiencias anteriores no se permitió el ingreso de la prensa.

fernando-baez-sosa-marchajpg.webp

Segunda semana del juicio de Báez Sosa

La mayoría complicaron a Thomsen: al menos una decena lo ubicó la noche del crimen mientras pateaba a Fernando en la cabeza. También se reveló el misterio de la zapatilla de Thomsen que marcó la cara de Báez Sosa y la falsa acusación a Pablo Ventura.

Vale recordar que en el estudio realizado en la morgue del Hospital de Pinamar el mismo día del crimen, se constataron lesiones internas y externas, por lo que es clave la presencia del doctor Diego Duarte, autor de la autopsia al cuerpo.

Tal como se supo, Duarte identificó un traumatismo severo de cráneo, un golpe muy fuerte en la cabeza que le provocó un sangrado interno y la muerte inmediata. En términos del expediente, aseguró que Fernando “habría fallecido por paro cardíaco, producido por shock neurogénico debido a traumatismo grave de cráneo". El golpe, de acuerdo al diagnóstico, causó una “hemorragia masiva intracraneana intra-parenquimatosa sin fractura ósea”.

Fernando Burlando, abogado defensor de la familia, declaró ante los medios en la previa y aseguró que "Hoy va a ser un día muy duro, muy crudo. El cuerpo de Fernando, habla por sí solo". Además, para el letrado, Fernando llegó al nosocomio sin vida".

La primera en declarar fue Silvana Garibaldi Larrosa, la médica de la ambulancia que llegó al lugar del hecho para asistir a Báez Sosa. La ambulancista aseguró que la víctima no reaccionaba camino al hospital. En este contexto, Fernando habría fallecido en la vereda del boliche "Le Brique".

Cuando llego encuentro a este joven (por la víctima) sin signos vitales. Unos uniformados le estaban haciendo maniobras de RCP. Lo trasladé a Fernando con administración de oxígeno y le hicimos masajes de RCP porque no tenía signos vitales, no tenía pulso”, relatóla médica emergentóloga.

El segundo testigo fue Diego Duarte, médico de la Policía Científica que participó de la autopsia sobre el cuerpo de Fernando. “Presentaba múltiples agresiones en la parte del rostro y tenía una importante hemorragia dentro del cráneo”, explicó antes de repasar el proceso de autopsia.

Duarte afirmó que "por las lesiones que presentaba en el rostro" decidió realizar una tomografía computada "para tener una panorama general de lo que necesitaba el cuerpo".

La fiscalía, en tanto, solicitó mostrar imágenes del celular del forense, motivo por el cual la defensa se negó. "Nos toma por sorpresa, exijo que siga el interrogatorio", señaló Tomei, abogado de los rugbiers. Después de un debate, los jueces negaron la petición aduciendo que las fotos se deberían haber incorporado previamente.

Dejá tu comentario

Las Más Leídas